Rusia empieza a retirar parte de las tropas desplegadas junto a la frontera de Ucrania


El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashenkov, acaba de anunciar que parte de las tropas rusas desplegadas cerca de la frontera con Ucrania han empezado a ser retiradas. Según Konashenkov, «las unidades de los distritos militares oeste y sur han comenzado a regresar a sus bases después de los ejercicios». El representante castrense precisó esta mañana que estas tropas «después de de culminar las tareas asignadas, hoy comenzarán a trasladarse a sus cuarteles».

Explicó también que los militares están cargando su equipo en sus medios de transporte por carretera y ferrocarril. «Las unidades individuales marcharán por su cuenta como parte de las columnas militares», añadió Konashenkov.

Lo que no ha explicado el portavoz de Defensa es el número de efectivos replegados ni cuántos permanecen todavía sobre el terreno.

Moscú siempre ha sostenido que las tropas destacadas junto a Ucrania toman parte en maniobras «dentro del territorio de Rusia», aunque desde Estados Unidos y la OTAN se ha denunciado que tal dispositivo no persigue otra cosa que invadir Ucrania.

Ayer, en un encuentro con el presidente Vladímir Putin, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aseguró que «parte de las maniobras militares en curso están en fase de finalización y otras terminarán en breve». Putin se reunió también con el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, al que preguntó si «existe la posibilidad de llegar a un acuerdo con nuestros socios sobre las cuestiones claves que nos preocupan o se trata de envolvernos en un proceso interminable de conversaciones».

Lavrov respondió que, efectivamente, existe tal peligro y «hemos advertido que sería inadmisible que las conversaciones se prolongaran de forma interminable cuando son cuestiones que requieren una solución hoy día». Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia rusa manifestó que «posibilidad hay siempre» de llegar a acuerdos.

Según sus palabras, «hay que continuar e intensificar los contactos con EE.UU. y la OTAN con el compromiso de clarificar que tenemos razón, estando además preparados para escuchar contraargumentos (…) me parece que nuestras posibilidades –de diálogo- están lejos de agotarse».

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.