LA REINGENIERIA DE NUESTRA LUCHA


Por Juan Alberto Valdez

Sería un acto de gran mezquindad, no reconocer los avances que hemos tenido como país, en materia de lucha contra la violencia de género; sin embargo, pese a esos irrefutables progresos hay una realidad latente, y que amenaza con absorber de forma cruel dichos logros… “la necesidad de proporcionar un giro de 180 grados a la gran causa de todos”, que más que una causa, es un proyecto de mucha prioridad, para algunos que por nuestro alto nivel de compromiso social lo vemos de esa forma.

Como cada año, este 25 de noviembre ha sido muy común el posteo de imágenes, y la publicación de escritos alusivos a esta lucha, en distintas redes sociales, y medios de comunicación escritos. Pudiéramos pensar que, todo el mundo está luchando arduamente por la erradicación o la disminución de los altos índices de violencia contra las mujeres; pero me permito manifestar mediante este conjunto de palabras, dadas a conocer a través de este medio, que no es así, no todos estamos en contra de la violencia de género, ni tampoco, los que luchamos contra ella lo hacemos de la misma manera. 

Con mi posición, no tengo ningún otro objetivo, que no sea plantear una reflexión crítica, desde una perspectiva muy particular, buscando con esto, hacer un aporte sustancial a la lucha en favor de los derechos de todos y todas; porque con el tiempo, las situaciones de vulnerabilidad de muchos grupos, los ha convertido en ciudadanos de segunda categoría. La sociedad dominicana es muy cambiante, frente a esa realidad es de gran necesidad emplear la innovación y la creatividad, para que la lucha contra este flagelo que tiene cara de monstruo sea efectiva. 

Como joven revolucionario, apuesto mucho a las nuevas ideas y a la búsqueda de estrategias innovadoras para hacer con calidad todo lo que nos planteamos, algo que he adquirido como aprendizaje en la institución donde laboro. La reingeniería de nuestra lucha, implica dejar de situarnos en un discurso victimista y bélico; entender que, desde nuestras posiciones y roles en la sociedad, todos podemos aportar algo; que promover los estereotipos de género y el patriarcado, no mejora la sociedad, la empeora; y que el fomentar cada año el cese de la violencia de género, no evidencia que somos un mejor país, es una muestra irrefutable de que los modelos han fallado.

Finalmente, no hay excusas para que la lucha contra la violencia de género no sea efectiva, durante muchos años hemos adquirido elementos suficientes, con los cuales poder diseñar e implementar un plan de acción a nivel nacional que, visibilice y enfrente todas las expresiones de violencia, algunas de las cuales no son puestas en evidencia. Es hora de hacer una ingeniería a nuestra lucha.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.