Acusan a dominicana en Boston de fraude al Departamento de Trabajo con robo de identidad

NUEVA YORK._ La dominicana Raquel Peña , residente en Lawrence, Massachusetts fue acusada en la Corte Federal del Distrito de Boston por un fraude de $300.000 dólares que cobró al Departamento de Trabajo como beneficios por desempleo.

Los fiscales dicen que Peña, de 40 años de edad, usaba las identidades falsas de numerosas personas incluyendo las de su ex esposo, novio y el novio de una hija suya.

Está acusada de fraude electrónico, conspiración para cometer fraude electrónico y robo de identidad agravado.

Fue liberada con una fianza de $250.000, se le ordenó usar un dispositivo de monitoreo GPS y el juez le prohibió abrir cuentas bancarias o reclamos de desempleo, entre otras condiciones.

La fianza de $ 250,000 fue garantizada por una casa propiedad de  Peña situada en el en 41 de la calle Market en Lawrence.

Peña presentó reclamos fraudulentos por desempleo utilizando información de identificación personal de otras personas, incluidos nombres, números de seguro social y direcciones, según una declaración jurada presentada por la agente del FBI en Boston, Andrea Sciolino.

“Peña reclutó a conocidos para recibir el producto de las reclamaciones fraudulentas en sus cuentas bancarias, retirar todo o una parte de esos fondos y entregar el efectivo a Peña”, escribió la agente federal.

La investigación supuestamente conectó a Peña y sus cómplices con más de $300.000 en reclamaciones de desempleo entre mayo de 2020 a marzo de 2021.

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (Ley CARES) creó un programa de seguro de desempleo federal temporal llamado Asistencia por desempleo pandémico (PUA). PUA es  administrado por el Departamento de Asistencia de Desempleo de Massachusetts, brinda beneficios de seguro de desempleo a las personas que no son elegibles para otros tipos de beneficios de desempleo, incluidos los trabajadores por cuenta propia, los contratistas independientes o los trabajadores de la economía informal.

Algunos de los pagos que Peña cobró excedieron los $5,000.

Un pago a un residente de Lawrence por $917 aparece como evidencia en el caso. Peña está acusada también  de decirle a la persona que recibió ese pago que inmediatamente sacara todo el dinero y lo guardara.

“No lo deje en el banco”, le dijo.

En noviembre, como parte del caso de Peña, la agente del FBI de Boston entrevistó a un hombre en Puerto Rico que dijo que nunca trabajó ni vivió en Massachusetts, que nunca solicitó beneficios por desempleo y que no conocía a Peña.

Pero uno de los pagos figura a su nombre con una dirección en la calle  Lowell en  Methuen (Massachusetts).

Peña, originaria de República Dominicana, está acusada además de llevar una libreta con los nombres, números de seguro social, direcciones y otras informaciones personales de las personas a nombre de las que  solicitó los pagos de beneficios.

Se le imputa  de trabajar con un ex compañero de cuarto, un ex novio y el novio de una hija en el plan, añadieron los fiscales.

Los cargos de conspiración para cometer fraude electrónico y fraude electrónico prevén una sentencia de hasta 20 años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de $250.000 dólares.

El cargo de robo de identidad agravado establece sentencia obligatoria de dos años de prisión que se cumplirá consecutivamente a cualquier otra sentencia impuesta, un año de libertad supervisada y una multa de $250.000 dólares.

Después de su aparición en el tribunal federal en Boston y su liberación, se le ordenó a Peña que se sometiera a la supervisión de un período de prueba federal. También recibió la orden de la corte de buscar empleo, entregar su pasaporte y no solicitar ningún otro documento de viaje mientras el caso esté pendiente.

Si Peña tiene algún contacto con la policía, debe informar a su oficial de libertad condicional federal dentro de las 24 horas y debe usar su nombre e identidad verdaderos en todo momento.

El Departamento de Asistencia para el Desempleo de Massachusetts colaboró en la investigación.


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.