Por ocultar el COVID-19, mujer contagió y perdió a toda su familia en 42 días

 El coronavirus se cobró la vida de una familia entera, luego de que la madre de un hogar en Venezuela ocultara su enfermedad por más de un mes, contagiando así a quienes convivían a su alrededor.

La familia Gonzáles García contrajo el virus SARS-CoV-2 a través de la madre, Verónica García, de 33 años, quien decidió esconder un diagnóstico positivo de COVID-19 arrojado el 17 diciembre de 2020, se reveló a través del diario La Nación Venezuela.

Tres días después de conocer el primer resultado, se hizo una prueba PCR que señaló el contagio y después acudió a consulta con un médico privado, quien también desconocía los diagnósticos anteriores.

Puede leer, si le interesa: COVID-19 rara vez se propaga a través de superficies: ¿por qué seguimos desinfectando?

El pretexto, informó el medio, fue una supuesta fuerte gripe que atacaba a su organismo. Por ello, el esposo, José Antonio, de 33 años, asistió a una reunión de trabajo el 27 de diciembre a pesar de su exposición al virus.

Dicha junta terminó con una fiesta en la que hubo alrededor de 20 personas. En plena convivencia el padre de familia recibió una llamada en la que su esposa le reveló el contagio.

Al siguiente día, tanto José Antonio como Nicol Verónica de 17 años y sus mellizos, Jhoneider y Jhoneiker, acudieron por una prueba rápida que dio resultado negativo, lo que relajó a la familia.

A partir de entonces, contó el periodista José Luis Guerrero, se aislaron completamente, aunque sin un médico que supervisara los síntomas ni el avance de la enfermedad de la madre, mismos que empeoraron con el paso del tiempo.

Lo anterior, derivó en una hospitalización el 14 de enero de 2021, con un diagnóstico de neumonía, lo que obligó a realizar nuevas pruebas PCR para toda la familia. El resultado fue positivo para el padre, la hija y los mellizos, éstos últimos asintomáticos.

Un par de días más tarde, José Antonio también cayó en el hospital tras una placa de tórax donde sus pulmones podían observarse completamente negros, de acuerdo con lo revelado por Mariela Gómez, su hermana, al medio de comunicación internacional.

Ambos murieron en el hospital. Verónica lo hizo el 18 de enero de 2021, mientras que registraron el deceso de José Antonio el 19 de enero de 2021. Nicol, su hija, presentó síntomas graves y también murió, aunque camino a su hospitalización.

A 42 días de conocer el primer resultado positivo de Verónica, la familia tuvo un fatal desenlace. Sus parientes y personas que tuvieron contacto con ellos, reveló el medio de comunicación, se mantienen aisladas.

Mariela García, cuñada de la madre, pidió a las personas que se cuiden, estén atentos a los síntomas, que busquen asistencia médica y que hagan el tratamiento necesario sin que dejen pasar un solo día.

Además, llamó a una convivencia consciente en la que todos hagan caso al reiterado llamado a usar cubrebocas, lavarse las manos, desinfectarse contantemente y mantener distancia de al menos 1.5 metros.

“No sabemos dónde se contagió mi cuñada. Hoy está muerta y somos testigos de una tragedia familiar”, dijo al periodista José Luis Guerrero.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.