Wilson Camacho explica qué tan complejo es investigar denuncias de corrupción

 El procurador adjunto de la Procuraduría Especializada de la Persecución a la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho posteó un nuevo tuit en el que explica qué tan complejo es para el Ministerio Público investigar denuncias de corrupción.

«Entre una denuncia de corrupción, del tipo que sea, y una medida de coerción (como Operación Antipulpo), median muchas horas de trabajo (meses), cientos de diligencias de investigación, miles de documentos revisados, decenas de personas involucradas y muchas, muchas discusiones», manifestó el magistrado quien seguido fue ponderado por cibernautas que valoran su gestión de cuatro meses en el órgano persecutor.

Sin embargo, son varios los casos de corrupción que el Ministerio Público debe investigar: unos que ya empezaron a judicializarse desde el gobierno de Danilo Medina y aun siguen en la Justicia, otros que recién se investigan, unos que no pasan de la fase de interrogatorios mientras hay algunas personas que la sociedad espera ver en algún momento en el banquillo de los acusados.

Caso Tucanos

La compra de aviones super tucanos durante el gobierno de Leonel Fernández. US$3.5 millones de dólares pagado en sobornos por la Empresa Brasileira de Aeronáutica (Embraer). Este caso de corrupción comenzó a investigarse en 2014 y seis años después aun no llega a su etapa de juicio de fondo.

Caso Odebrecht

El fraude al Estado en adjudicaciones de obras públicas a favor del consorcio Odebrecht por medio del pago de soborno a funcionarios está en la Justicia desde mayo de 2017.

Caso Yuniol Ramírez

Otro escandalo de presunta corrupción se destapó en octubre de 2017 en la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA) que involucró el asesinato del profesor y abogado Yuniol Ramírez. A espera de la extradición del presunto autor material de esta muerte, Argenis Contreras, este caso se encuentra prácticamente detenido.

Caso Inapi

El órgano persecutor continúa con las indagatorias sobre presuntas irregularidades ocurridas en el proceso de licitación convocado por el Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (INAIPI) para la adquisición de kits alimenticios durante el confinamiento del segundo trimestre de este año debido a la propagación del coronavirus.

Caso Anti Pulpo

Este es el primer caso de supuestos actos corruptos que desarticula el Ministerio Público. Se trata de una coalición de funcionarios que favorecieron las empresas del hermano del expresidente Danilo Medina, Juan Alexis Medina, en las licitaciones. La Pepca señala que se desfalcó al Estado dominicano con casi cinco mil millones de pesos. Por este caso siete personas fueron enviadas a prisión recientemente y otras cuatro siguen el proceso judicial a través de una medida cautelar menos gravosa.

¿Y las Edes?

Al inicio de esta semana varios programas periodísticos presentaron lo que podría ser la segunda parte de la Operación Anti Pulpo: «Los pulpos del sector eléctrico».

Se trata de otro posible caso de tráfico de influencia, está vez vinculado a las empresas de dos hermanos de la exprimera dama Cándida Montilla de Medina, Maxy y Alexander Montilla Sierra, quienes fueron beneficiados con jugosos contratos en Edesur, Edeeste y Edenorte.

Semanas atrás, Camacho había informado que el organismo de persecución tiene decenas de casos y denuncias de corrupción en carpeta para investigar.

Este miércoles, el vicepresidente del Consejo Unificado de las Empresas de Distribución de Electricidad, Andrés Astacio, informó que la denuncia sobre las irregularidades encontradas en la Edes fue depositada ante la Procuraduría y está a la espera de ser convocado para ofrecer su declaración sobre estos hechos que han escandalizado a la sociedad.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.