En la explosión de envasadora de gas en Santiago murieron cinco miembros de una misma familia

 SANTIAGO.- Falleció la mañana de este jueves una niña víctima de la explosión en la envasadora de Gas Licuado de Petróleo en Licey al Medio, convirtiéndose en la onceava víctima mortal de éste trágico hecho, incluyendo cinco de una misma familia.

Se trata de Grismerlyn de los Santos Padilla, de 12 años de edad, hija de los esposos Juan Francisco Santos Céspedes y Griselda Padilla, quienes también fallecieron en el hecho.

Se recuerda que Griselda, de 37 años de edad, falleció el lunes 5 de octubre en la unidad de quemados del Hospital Ney Arias Lora de Santo Domingo, a causa de las quemaduras que sufrió, mientras que el miércoles 7 de octubre, apenas 48 horas después de la muerte de Griselda, su esposo, Juan Francisco de 41 años de edad, también murió por las heridas que sufrió.

Al siguiente día murió Grisell de los Santos Padilla, de 15 años de edad, hija de la pareja y a su vez, madre del recién nacido que murió en la explosión, Braylin Ulloa de 10 meses de edad, quien falleció el sábado 3 de octubre, día en que ocurrió el hecho.

Hasta el momento solo hay tres sobrevivientes de la explosión quienes siguen ingresados en centros hospitalarios de Santiago, presentando leve evolución.

Dos de los sobrevivientes se encuentran en la unidad de quemados en el Hospital Pediátrico Arturo Grullón, ellos son una niña de 1 año y 9 meses, y un niño de 13, quienes dentro de su cuadro han presentado una leve mejoría, aunque los traumas por quemadura son delicados.

En tanto que Samuel Gavino, de 19 años, está ingresado en el Hospital José María Cabral y Báez, quien presenta quemaduras en el 90 % de su cuerpo de segundo y tercer grado, se mantiene estable y podría ser trasladado a unidad de quemados en el Hospital Ney Arias Lora en Santo Domingo; este es el único adulto que sobrevive y era el padre del niño de 9 meses que murió calcinado el día del hecho y pareja de Grisell quien murió días más tarde.

El trágico hecho ha cobrado la vida de 11 personas, entre ellos el vigilante del establecimiento, Francisco Trinidad de 66 años.

Juana Bisonó, de 65 años y su esposo, años Nilson Reyes, de 73 años, quien estaba ingresado en el Hospital Metropolitano de Santiago, quienes murieron 4 días después del hecho.

Mientras que Nelson Javier Osoria de unos 35 años, falleció el sábado 10 de octubre y este domingo pasó a mejor vida, la joven Yulisa Ortiz .

Desde el mismo día en que se produjo la explosión, los médicos que trataban a los heridos habían advertido que los lesionados tenían menos de 5 % de posibilidad de sobrevivir.

Desde el día 5 de octubre, los residentes en esta enlutada comunidad han venido expresando su oposición a la presencia de esta envasadora de gas, incluso, la noche de este sábado, realizaron una protesta que incluyó una vigilia en honor a los fallecidos por esta tragedia.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.