COVID-19: Esto dice ministro de Salud sobre uso de dexametasona en RD para tratar paciente con el virus

El ministro de Salud Pública afirmó hoy que el medicamento dexametasona, el cual será utilizado para tratar la enfermedad del coronavirus, no representa ningún peligro para la vida de los pacientes que reciban dicho tratamiento.

«La dexametasona es un producto bastante conocido en la República Dominicana, de muchos años de uso dentro del sistema, de manera que no va a representar ningún problema para su uso cuándo los técnicos y clínicos empiecen hacer las aplicaciones de lugar en el casos del COVID-19″, manifestó Rafael Sánchez Cárdenas durante la rueda de prensa virtual sobre la situación de la pandemia en el país.

¿En qué pacientes es efectiva la dexametasona y por qué?

Se recuerda que esta semana, la Universidad de Oxford (Reino Unido) aseguró mediante una nota de prensa que la dexametasona reduce el riesgo de muerte en pacientes de COVID-19 con complicaciones respiratorias. Aunque todavía no se ha publicado estudio alguno, el anuncio despertó expectación por formar parte del ensayo RECOVERY, cuyo objetivo es evaluar la eficacia de diferentes fármacos contra el coronavirus.

La dexametasona pertenece a la familia de los corticoides (o corticosteroides), que tienen propiedades antiinflamatorias, inmunosupresoras y antialérgicas. Estos fármacos son esenciales en el manejo de patologías como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el distrés respiratorio agudo, las alergias broncopulmonares, nasales, cutáneas y oculares.

Hasta tanto no se halle una vacuna, es crucial encontrar un tratamiento efectivo para la enfermedad.
También se usan para los choques anafilácticos, la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, el edema cerebral e incluso reducir los efectos secundarios de la quimioterapia, entre otros trastornos.

La historia de los corticoides se remonta al año 1843, cuando el médico inglés Thomas Addison describió por primera vez algunos casos de insuficiencia suprarrenal en pacientes que presentaban «un estado general de languidez y debilidad, desfallecimiento en la acción del corazón, irritabilidad en el estómago y un cambio peculiar en la piel».

Estos, inevitablemente, fallecían.

7 preguntas sobre la dexametasona, el primer tratamiento que ha salvado vidas de pacientes graves de coronavirus
Posteriormente, en 1935, Edward Calvin Kendall y sus colaboradores de la Cínica Mayo (EE.UU.) aislaron, a partir de glándulas suprarrenales de buey, seis sustancias desconocidas.

Una de ellas fue denominada como «compuesto E»: para no confundirla con la vitamina E, cambiaron su nombre por «cortisona». Este fue el primer corticoide de origen natural.

El descubrimiento les valió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1950. Durante los años siguientes se obtuvieron otros compuestos sintéticos, derivados de la cortisona, mediante cambios en su estructura química. Así se mejoraron sus propiedades farmacocinéticas y, sobre todo, su potencia.

¿Qué propiedades aporta la dexametasona?
Uno de estos corticoides sintéticos es la dexametasona. Esta tiene una gran potencia, pero sin muchos de los efectos adversos de corticoides naturales como la cortisona.

Es muy liposoluble, lo que aumenta su absorción en el tubo digestivo y su penetración en los tejidos, lo que mejora su eficacia terapéutica. Por todo ello, supuso una novedad en su momento.

Qué es la dexametasona y qué pruebas hay de sus beneficios contra la covid-19 (y cuáles son sus limitaciones)

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.