Bocina: el nuevo género del periodismo

Por Sandy Familia

Ser periodista no es un capricho, es una pasión que se lleva dentro en dónde se cumplen normas en todos sus géneros.

No tiene que ser licenciado para hacer el mejor trabajo, solo tiene que seguir las normas y enarbolar el espíritu de este noble servicio que llevas dentro.

El periodismo te da la oportunidad de ser la voz de los que pueden, de los que no pueden, del más grande y del más pequeño. Ser periodista es formar parte de un Estado Excepcional, es por ello que debes hacerlo con respeto y con responsabilidad.

Ser periodista no te da el derecho de hacer lo que quieras; es una herramienta que te  permite enlazar la fuente con la sociedad, bajo el concepto de la verdad. La humildad es infalible en este ejercicio.

Ya lo dijo un filósofo "El medio es el mensaje", no todo el que tenga un celular es un periodista, vamos hacer claro y en su momento el CDP, va a tener que actuar con relación a ese tema. No todo el que se le antoje puede ser periodista.

Las Relaciones Públicas son otra herramienta del periodismo que se convierte en fuente noticiosa. Van de la mano, pero son opuestas. En el algunos países es inconcebible que un periodista ejerza ambas funciones.

En República Dominicana los irrespetuosos le han denominado "Bocina" a los periodistas que hacen Relaciones Públicas.

Hacer Relaciones Públicas y prensa activa es un reto que tenemos los periodistas. Quizás no se debería hacer este tipo de trabajo paralelo porque sería como estar con Dios y con el Diablo. Sin embaro, se puede llegar algún acuerdo con tu jefe de prensa y pedirle que te asigne una área o fuente en dónde no choque con la empresa que labora.

»Si hace RR. PP. en un hospital, puede pedirle que te asigne el ayuntamiento, por ejemplo.»

Ser Porta Voz es un trabajo valioso dentro del periodismo, quizás el más retanble y en países como República Dominicana si no lo hace te mueres de hambre.

Algunos colegas critican a los periodistas que hacen este tipo del trabajo para el gobierno, incluso le han faltado el respeto llamándolos Bocinas.

La única diferencia de un periodista "bocina" del gobierno y uno de la oposición es que al del gobierno le pagan y el de la oposición está luchando que su partido tenga un triunfo electoral para que le den el puesto de bocina de su colega.

De cualquier forma, ambos son bocinas; uno cobra y el otro no.

Que irónico es el mundo.

¡Feliz día del periodista!

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.