¿Quién es Pascual Cordero “El Chino”, padre del asesinado en la 27 de Febrero?

SANTO DOMINGO.- En el 2018 el narcotraficante Pascual Cordero Martínez (a) “El Chino”, progenitor de Yery Cordero, asesinado a tiros esta madrugada, fue condenado a cinco años de prisión por dirigir una red que se dedicaba al lavado de activos producto del narcotráfico y tráfico de armas de fuego en el país.

En ese entonces, el Tribunal Colegiado de la Altagracia condenó a Cordero junto a la ciudadana peruana Magaly Rocío Reynaga, quien era utilizada como mula, así como al excabo de la Policía Nacional, Martín Alcántara Buten. Actualmente, “El chino” guarda prisión en el Centro de Corrección y Rehabilitación Anamuya, en Higüey.

Por el caso, también fueron condenados a seis años de reclusión Francisco Alberto Colón Rosario, Pedro Alexis Salcedo Soriano y Ricardo Santil, quienes formaban parte de la red.

Producto de esos negocios ilícitos, según el expediente de la Fiscalía, Cordero amasa una fortuna de 300 millones de pesos en bienes e inmuebles, provenientes del crimen organizado.

En 2018 se le confiscaron propiedades y automóviles durante el proceso con la justicia, entre los cuales figuran una villa en San Cristóbal, cuyo valor asciende a 15 millones de pesos, y varios carros de lujo como Land Cruiser, Infinity y la muy cotizada Lexus, en una jeepeta de esa marca murió su hijo en el día de hoy.

Durante el proceso investigativo, las autoridades indicaron que la red liderada por “El Chino” traía la droga desde Perú para ser vendida en la República Dominicana; la sustancia narcótica se importaba cruda, para ser convertida en cocaína líquida en un laboratorio ubicado dentro de la villa, en la provincia de San Cristóbal.

Hace dos años, los fiscales del Ministerio Público demostraron que los condenados violaron varios artículos de la Ley No. 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas y la antigua Ley No. 72-02 sobre lavado de activos proveniente del narcotráfico y otras infracciones graves, así como la Ley 36 sobre Comercio, Porte y Tenencia de Armas.


Muerte de Yery Cordero; la sangre pide más sangre:

EL hijo de “El Chino” murió la mañana de este lunes en el centro médico privado Hospiten, luego de ser impactado con varios disparos en la madrugada cuando se desplazaba en una yipeta por la avenida 27 de Febrero.

Mientras su padre guardaba prisión, a Yery lo acribillaron en plena calle, recibiendo la citada jeepeta Lexus, al menos nueve impactos de bala.

Poco se sabe del caso que hasta el momento, la Policía Nacional se maneja como sicariato, a fin de dar con el paradero de los responsables.

El hecho ocurrió próximo a un centro de diversión ubicado en la referida avenida, una de las principales de la capital dominicana, entre la Winston Churchil y Fernando Arturo Defillló, sentido Oeste-Este.

Junto a Cordero viajaba otra persona,  identificada Gadafi Esteban Lebrón, quien se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de un centro de salud, según informó el vocero de la Policía, coronel Frank Félix Durán.

Por el momento, queda esperar por las pesquisas de las autoridades, mientras que al “Chino” le tocará llorar a su hijo desde la cárcel y, como todo en el mundo del narcotráfico, la sangre siempre pide más sangre.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.