Investigan a funcionaria en Chile por hacer actos públicos estando contagiada

SANTIAGO DE CHILE.- La Fiscalía Regional de La Araucanía, en el centro-sur de Chile, abrió una investigación penal contra la secretaria regional ministerial de Salud, Katia Guzmán, por realizar actividades públicas estando contagiada por el coronavirus, que deja en el país 746 contagios y 2 fallecidos.

Un periodista denunció a la alta funcionaria ante el Ministerio Público luego de que esta protagonizara una rueda de prensa pública tras haber estado supuestamente en contacto con personas infectadas con el COVID-19.

El fiscal vocero de la región, Roberto Garrido, recordó que el artículo 318 del Código Penal sanciona al que “pusiere en peligro la salud pública por infracción de las reglas higiénicas o de salubridad, debidamente publicadas por la autoridad, en tiempo de catástrofe epidemia o contagio”.

Después de que Guzmán diera positivo en el test del COVID-19 la madrugada del domingo, todos los funcionarios de la Secretaría Regional Ministerial (seremi) de La Araucanía se pusieron en cuarentena preventiva y se confirmó que seis de ellos estaban contagiados.

Además, se informó que el intendente (gobernador) de la región, Víctor Manoli, y el jefe de la Defensa Nacional de la región, Patricio Mericq, también están infectados con el coronavirus.

El ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, descartó que Guzmán incurriera en ningún delito: “En el caso de la seremi puede haber habido un error, pero de ninguna manera una responsabilidad con dolo, como se ha sugerido, porque no fue el caso”.

“Ella estuvo en contacto lejano con algunas personas que después aparecieron testadas por coronavirus. Ella me llamó preguntando si era una política adecuada que se testeara a pesar de que no tenía ningún síntoma, y yo le pedí que lo hiciera”, explicó Mañalich este lunes en una conferencia de prensa.

Según el último reporte del Gobierno de Chile, en la región de La Araucanía hubo 13 casos nuevos hasta ayer a las 21.00 hora local, con un total de 40 contagiados y ningún fallecido, mientras que en todo el país hay 2 muertos y 746 infectados, según se anunció hoy.

Chile se encuentra desde el pasado jueves bajo el estado de excepción por catástrofe, con las clases suspendidas desde el lunes y fronteras cerradas, además de la clausura de centros comerciales, cines, restaurantes y comercios que no sean de primera necesidad.

Aunque hay muy poca actividad en las calles, el Gobierno rehúsa de momento declarar la cuarentena en todo el territorio, pero sí ordenó este domingo el confinamiento de la población en la ciudad austral de Puerto Williams y a partir de este lunes la de Chillán.

Medidas que se une así las cuarentenas que ya estaban vigentes en la remota Isla de Pascua y en pequeño pueblo de la Patagonia chilena, por donde paseó un turista infectado que viajaba en un crucero.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.