La ONG Amigos de la Tierra culpa a los gobiernos de la crisis climática

MADRID.- La inoperabilidad de algunos gobiernos, los mercados de carbono y la industria petrolífera son algunos de los culpables de la emergencia climática, según los representantes de Amigos de la Tierra de España, El Salvador, Sri Lanka, el Reino Unido, España y Nigeria en la rueda de prensa ofrecida este lunes en la Cumbre del Clima.

“La crisis climática es colectiva y nunca antes había estado tan claro que es necesaria la cooperación, porque no se puede resolver de manera individual”, asegura de manera tajante Rachel Kennerkley, representante de Amigos de la Tierra en el Reino Unido.


En su exposición, Kennerkley ha recordado la controversia que generaron las negociaciones de los mercados de carbono en el Acuerdo de París y ha asegurado que “la compensación y el comercio de carbono no funcionan”.

A cambio, han propuesto recortes reales de emisiones, un nuevo servicio financiero sin el que “estas conversaciones sobre el clima no podrían considerarse un éxito”, así como corregir la deuda climática entre los países del norte y los del sur, priorizando las necesidades de estos últimos y luchando contra petrolíferas y empresas del gas gracias a la solidaridad entre todos los países.

Además de estas peticiones comunes a todos, cada uno de los representantes ha querido recordar los problemas concretos de sus respectivas zonas geográficas.

“Para que la solución a cualquier problema medioambiental funcione necesita basarse en la ciencia, para pode entender el problema, y la justicia, para tener la aprobación y el apoyo de la sociedad”, resume Ricardo Navarro, representante de El Salvador.

Navarro ha recordado que en Chile “están matando a las personas por luchar por los problemas sociales” y es por ello que no entiende “cómo el gobierno chileno pretendía organizar la Cumbre del Clima” ya que “el sistema político está afectando a las personas medioambientalmente, pero también generando pobreza y violencia”.

La representante española, Blanca Rubial, coincide en que el gobierno chileno no debía presidir esta Cumbre, y ha pedido al gobierno español que, además de acoger la COP25, se comprometa “con el ambicioso objetivo de liderar la agenda europea para promover soluciones reales a la crisis climática”.

Philip Jakpar ha recordado que en su país de origen, Nigeria, hay un “grave” problema con el quemado de gas natural -una forma de deshacerse del gas residual en plantas industriales-, por lo que compañías como Shell han propuesto programas contra la deforestación como compensación, algo que solo cataloga de “lavado ecológico”.

Hemantha Withanaga, representante por Sri Lanka, ha querido remarcar que en 2017 su país era el segundo más afectado por el cambio climático en el mundo y que “el 78% de la población ya ha recibido el impacto negativo de esta problemática”.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.