Marco Hernández: “Para mí es un orgullo jugar con el Licey”

 SANTO DOMINGO.- Marco Hernández tiene casas muy claras. Sentimientos que lo inducen a jugar con los Tigres del Licey y conciencia de lo que significa actuar en la Liga de Beisbol Profesional de la República Dominicana.

“Para mí es un orgullo”, respondió el Grandes Ligas de los Medias Rojas de Boston a la cuestión de qué significado tiene el volver a jugar para los azules, luego de dos años sin poderlo hacer, a causa de lesiones y cirugía.

“Me puedo poner esta camiseta siempre que esté saludable y no tenga ningún contratiempo, me voy a poner este uniforme hasta que me retire”, señaló el nativo de Moca, 27 años, quien piensa integrarse a la acción con los bengalíes el 10 de este mes.

“Es un placer para mí estar aquí y vengo con todo el ánimo y a dar el cien por ciento en el terreno”, zanjó el jugador del medio del cuadro y que puede actuar en tercera base, en entrevista para Licey Radio con Juan Carlos Hidalgo en el estadio Julián Javier de San Francisco de Macorís, la noche del viernes 1 de noviembre.

Del motivo por el cual gusta actuar en la LiDom, expresó que, aparte del tiempo en que se progresó en las ligas menores, cree que en esta liga fue donde terminó de desarrollarse para ser un jugador de Grandes Ligas y ser consistente.

“Creo que esta Liga, si tu vienes con plan, puede sacarle mucho provecho y te puede ayudar en el futuro en Estados Unidos también”, acotó el atleta que en 2019 disputó 21 partidos en Clase A avanzada, 35 en triple A y 61 en el equipo mayor Boston. El solo jugó 21 desafíos en 2917 con los Medias Rojas y se perdió todo el 2018.

Hernández habló del personal nuevo que ha encontrado en el equipo azul desde que jugó la última vez en 2016-17. Explicó que eran muchachos que veía en los entrenamientos pretemporada, pero que ya están grandes y jugando para el conjunto.

“Asimismo empezó uno, cuando estaba más joven, que iba a los entrenamientos con un sueño de poder jugar en la liga de invierno; creo que todos queremos eso, llegar jovencitos e ir desarrollando para poder acumular tiempo en la liga invernal”, expresó después de practicar el parque de la Ciudad del Jaya.

Lo que Hernández no tiene claro es, por cuánto tiempo pretende permanecer en las filas azules esta campaña. “Todavía no he empezado. Habrá que esperar que empiece y después ver la decisión que toma la organización (Boston), porque si fuera por uno, se queda por tiempo indefinido; pero hay una organización detrás, que da seguimiento a uno, pero creo que me van a dejar jugar mucho y le sacaré provecho y ayudar al equipo lo más que pueda”.

Tampoco tiene claro en cuáles aspectos, ofensivos y/o defensivos, piensa hacer hincapié durante esta temporada, puesto que todavía no se ha sentado con los jefes (de Boston) a analizar, pero piensa que antes de entrar a juego, ya sabrá.

Del manager del Licey, Pedro López, dijo que ya lo conoce porque ha jugado en contra suyo y ya ha estado aquí con Gigantes y Estrellas. Entiende que el puertorriqueño ha hecho un buen trabajo, pero que la fanaticada de aquí es muy exigente, que si no gana diez juegos rápido estiman que se va a quedar fuera, pero piensa que es muy temprano del campeonato y lo que importa es clasificar para el round robin y lo demás se puede hacer.

Sobre la caída de los Medias Rojas de Boston, dijo que no corrió con suerte de entrar a los playoffs, a pesar de que fue prácticamente el mismo equipo que ganó la Serie Mundial de 2018. Añadió que esas son las cosas del béisbol, pero que importante es que los jugadores terminaron saludables con mira al año que viene.

¿Va a ser Marco Hernández el sustituto de Dustin Pedroia en la intermedia (de Boston)?, se le cuestionó. “Hasta ahora no se sabe. Esas son decisiones que ellos tienen. Tenemos un nuevo gerente y hay que ver los planes que tienen y cómo me van a utilizar; pero creo este año voy a tener más chance de hacer lo que uno sabe, que es jugar pelota”, fue su respuesta.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.