Protestas en España contra la proliferación de casas de apuestas

MADRID.- Miles de personas se manifestaron este domingo en distintas ciudades de España para denunciar la proliferación de las casas de juego y apuestas, que se han convertido en “una plaga” en los barrios, especialmente en los más populares, y reivindicar un ocio “digno y alternativo”.

El mercado el juego en España ha sufrido una progresión ascendente desde 2014. Los últimos datos publicados por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) apuntan a que el juego en línea ha crecido en España de 2012 a 2017 un 387 por ciento, al pasar de 2.805,47 millones de euros en actividad a más de 13.000 millones.

Deportistas y famosos prestan su imagen para la publicidad del juego, un sector que mueve cifras millonarias, y cuya creciente presencia en las calles y en internet, y sobre todo el binomio jóvenes-apuestas, ha disparado las alarmas de quienes ya hablan de la ludopatía como la nueva gran adicción.

La manifestación más numerosa, la celebrada en Madrid, recorrió algunas de las calles de los distritos centrales, donde en los últimos tiempos han proliferado los locales de apuestas, algunos cercanos a centros educativos.

Según indicó a EFE el portavoz de la plataforma organizadora de la marcha, Adrián Belaire, el objetivo principal de la protesta es comenzar una “lucha constante, diaria y comprometida” para lograr “el fin de las casas de apuestas, que están destruyendo nuestros barrios”.

Para ello, abogan por una “eliminación total” de este tipo de negocios: “No nos vale ningún tipo de regulación. 20 casas de apuestas son un problema, pero una sola también”, sotuvo.

“No pueden existir estos locales en la ciudad ni en los barrios porque siempre van a estar cerca de centros de ocio, colegios, institutos, bibliotecas o parques”, dijo Belaire, quien subrayó que la situación en Madrid es el reflejo de una problemática que existe en toda España.

Según los expertos del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid consultados por Efe, la edad de acceso al juego “privado”, es decir a las casas de apuestas y otros juegos con premios inmediatos, ha descendido y “cada vez acuden más familias a las consultas a pedir ayuda porque sus hijos están teniendo problemas de adicción”.

En el análisis del perfil del jugador ‘online’ elaborado por la DGOJ se detalla que el gasto medio anual de los usuarios en 2017 fue de 384 euros. El de los hombres fue de 429 euros y el de las mujeres de 134 euros.

El Gobierno español tiene la competencia y el control de los juegos en línea (apuestas, juegos de casino, maquinas de azar, póquer y bingo), además de regular los que afectan a todo el territorio (como las Loterías y Apuestas del Estado).

Las comunidades autónomas se encargan del juego en cada uno de sus territorios. La última en tomar cartas en el asunto ha sido la de Madrid, que prohibió que los medios públicos autonómicos emitan publicidad sobre las apuestas, y planteó que los salones de juego no puedan situarse a menos de cien metros de institutos y colegios, entre otras medidas.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.