ah home

Nuestra Señora del Rosario, capilla levantada sobre los cimientos de la devoción

Aspecto de la capilla de Nuestra Señora del Rosario, patrona de los navegantes, iglesia del siglo XVL, erigida sobre los restos de la capilla original del siglo XV.
Durante la batalla de Lepanto, cuando las huestes de la cristiandad, comandadas por don Juan de Austria, el hijo natural de Carlos V, derrotaron a la armada turca, acabando para siempre con sus pretensiones de invadir el oeste de Europa, las tropas cristianas se encomendaron a la Virgen del Rosario, advocación promovida desde el siglo Xlll por los dominicos.

La victoria en Lepanto dio origen a que la Virgen del Rosario se convirtiera en la patrona de la marinería europea, no solo por la gran victoria obtenida, sino porque esta misma Virgen, mediante una milagrosa aparición, reveló al papa Pío V la gran victoria, enseñándole, mediante una visión, las incidencias de la batalla y de cómo las tropas cristianas, en desventaja numérica, habían podido vencer a la flota del general turco Ali Baja, tenido por invencible.

Al interior la nave es de reducido y acogedor espacio.
Al interior la nave es de reducido y acogedor espacio.

Así este papa, que había convocado la cruzada contra el turco reuniendo las flotas de España, Venecia, Génova y Saboya, en una coalición, se enteró de la buena nueva mucho antes de que llegaran los emisarios despachados para comunicarle la noticia.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.