Flujo migratorio baja de México a Estados Unidos

México impulsa una política  de empleos en Centroamérica para detener la migración regional.
CIUDAD DE MÉXICO.-El número de migrantes centroamericanos que cruza por México para llegar a la frontera con Estados Unidos se ha reducido 39% desde mayo, informaron ayer las autoridades mexicanas.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, precisó que la cifra de migrantes que cruzaron el país cayó de 144,278 en mayo a 87.648 a julio.

Ebrard dijo que la disminución se debe a una mayor aplicación de las leyes migratorias mexicanas, así como a la inversión para la creación de empleos en Centroamérica.

Ebrard dijo que México organizará pronto una conferencia para atraer a donantes internacionales a un plan de desarrollo para Centroamérica.

Agregó que México no proporcionaría albergue para todos los migrantes que Estados Unidos regresa a suelo mexicano en tanto esperan respuesta a su solicitud de asilo.

En el plano internacional, el canciller apuntó que se está preparando para octubre una conferencia internacional de países que serán donantes del plan de desarrollo integral para Centroamérica y el sur de México.

Se mostró convencido que este plan de desarrollo va a demostrar que se pueden tomar acciones que frenen la migración desde el origen a corto plazo.

Finalmente, esperó que Estados Unidos se comprometa a participar activamente en este plan.
“Hay corresponsabilidad de Estados Unidos y México; y México está cumpliendo su parte”, aseveró.

“El flujo sigue reduciéndose y el número de empleos creado en El Salvador y Honduras está creciendo por parte de México”, dijo.

Planteó que México se comprometió en invertir 100 millones de dólares en Centroamérica, a Estados Unidos le corresponderían proporcionalmente 2,000 millones de dólares, lo que permitiría crear más de un millón de empleos en la región.

Familias separadas

En tanto, la Administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, separó a más de 900 niños de sus padres desde junio de 2018, reveló ayer la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), que presentó una demanda para resolver los casos.

“El Gobierno está separando sistemáticamente un gran número de familias basado en antecedentes penales menores (de los padres), en acusaciones altamente dudosas de incapacidad y errores en la identificación de relaciones de buena fe entre padres e hijos”, reza el recurso presentado por ACLU; y solicitó que la corte deje claro que no puede haber separaciones “sobre la base del historial criminal”, independientemente de su gravedad y que requiera “tomar pasos más cuidadosos para determinar la paternidad”.

La moción, que fue interpuesta contra el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), no pide a la corte una respuesta sobre “la propiedad” de las separaciones, sino que se establezcan “principios rectores” para resolver las reclamaciones actuales.

La situación de los menores inmigrantes ha sido uno de los puntos más cuestionados de la Administración Trump.

La ruta  migratoria

— Orígenes
La migración aumentó en México desde octubre de 2018, cuando caravanas con miles de migrantes centroamericanos comenzaron a ingresar al país para llegar a Estados Unidos como destino final y residencia permanente.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.