ah home

Fallece la declamadora Maricusa Ornes a los 92 años

Maricusa Ornes
Falleció ayer la declamadora dominicana Maricusa Ornes. Sus restos serán velados mañana martes 18 a partir de las 10:00 de la mañana en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln.

El sepelio será el miércoles a las 11:00 de la mañana, en el cementerio Cristo Redentor donde descansan los restos de su esposo Jaime Álvarez Dugan.

Maricusa Ornes nació en Puerto Plata, el doce de septiembre de 1926. Es hija de dos notables educadores: Germán Ornes S. (1895-1972) y Marina Coiscou Pimentel (1895-1980). A los tres años de edad, sus padres decidieron venir a residir a Santo Domingo. Es hermana de Horacio Ornes, que estaba exiliado en Cuba, y vino como comandante en la Invasión de Luperón del 19 de junio de 1949, y del notable periodista, director del periódico El Caribe por varias décadas, Germán Emilio Ornes Coiscou.

Maricusa Ornes cursa su educación primaria y secundaria en Santo Domingo, graduándose de Bachiller en Filosofía y Letras de la Escuela Normal “Salomé Ureña” que dirigía la maestra Urania Montás. El tema de su tesis de grado presentada en julio de 1943 para graduarse de bachiller fue el “Siglo XV. Los poetas de la Corte de Juan II. Los Cancioneros: Jorge Manrique. Los libros de Caballería. Los romances del siglo XVI al VII. Grandeza lírica del Siglo de Oro. Cervantes y el Quijote. Los historiadores españoles. Lope de Vega”.

A los catorce años inicia sus estudios de declamación bajo la orientación de la maestra española Marujina de Farber, quien es la pionera de la enseñanza académica de este arte en el país, estableciendo su escuela particular, además de impartir docencia en el Liceo Musical (1941) bajo la dirección de José de Jesús Ravelo, y luego en el Conservatorio de Música y Declamación en 1944.

En 1943, cuando ingresa a la Universidad de Santo Domingo a la Facultad de Derecho, se integra como militante al movimiento de la Juventud Democrática.

El veinticuatro de julio de 1950 se ausenta del país con destino a La Habana para iniciar con nostalgia un largo exilio de doce años, estableciéndose, posteriormente, en Puerto Rico en 1952, luego de permanecer en Ciudad México por un período de seis meses. Allí crea la Academia de Arte Escénico “Santo Domingo” (1953), y en 1957 ingresa como Catedrática del Departamento de Drama, de la Facultad de Humanidades, en la Universidad de Puerto Rico. En 1961 funda la sociedad de teatro infantil Arlequín que ha desarrollado una labor ininterrumpida durante cuarenta y cinco años, tanto en Puerto Rico como en la República Dominicana.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.