ah home

header ad

Cotuisanos advierten a San Juan tener cuidado con promesas de Empresa Minera

SAN JUAN, RD.- Cotuisanos advierten a sanjuaneros tener cuidado con las promesas de la minera canadiense Barrick Gold sobre el impacto de la minería en el medioambiente, ya que numerosas familias de Cotuí y Sánchez Ramírez hoy son víctimas de la actividad minera.

A través de un comunicado el Bloque de la Unidad por el Desarrollo de Cotuí y Sánchez Ramírez calificó como un “espejismo de la megaminería” la promesa que hace la minera de que con el uso de las nuevas tecnologías evitarían el impacto medioambiental negativo característico de este tipo de proyecto.

“Ni siquiera podemos presentar un estudio que certifique estos padecimientos porque el ordenado por el Ministerio de Salud en el año 2013 nunca ha sido publicado. Estamos en el desamparo, pues el Gobierno nos ha dejado solos en un debate en el que nuestras voces son opacadas por la maquinaria multimillonaria de la minera canadiense Barrick Gold y sus grandes aportes a un Presupuesto Nacional deficitario y a los medios de comunicación locales y nacionales”, explicaron.

Manifestaron que la gobernación y la Barrick entrega botellones de agua a los hogares de varias comunidades de Cotuí, debido a la contaminación producida por la mina.

“Por si todo esto fuera poco, ni siquiera tenemos acceso al agua de nuestra presa de Hatillo, que es la reserva de agua dulce más grande de todo el Caribe. En el mismo centro de Cotuí algunos hogares pueden pasar más de un mes sin ver agua en la llave”, recalcó el bloque.

“En nuestro caso, la promesa de desarrollo económico y social también ha sido un engaño. Los pocos empleos generados son temporeros (de tres a cuatro meses), sin seguridad social y con bajos salarios. Nuestra provincia levantada sobre una mina de oro tiene una tasa de pobreza de 46%, superior al promedio nacional (40.2%), según el Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo (2018). Ahora mismo somos la comunidad más pobre de la región Cibao Sur. Sánchez Ramírez también se encuentra por debajo del Índice de Desarrollo Humano Provincial que elaboró el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Obtuvo un índice de 0.465, y el promedio nacional es de 0.513”, afirmaron los cotuisanos.

En el comunicado, informaron que Cotuí es “víctima de un nefasto plan de división y fragmentación social”, desde antes de reactivarse la minería.

“A través de las dádivas, cooptación de organizaciones, siembra de rumores, infiltración de organizaciones de base, compra de comunicadores, la minera Barrick Gold nos ha dividido, ha sembrado la desconfianza entre nosotros y nosotras. Ni las iglesias se escapan a esta trama perversamente elaborada y ejecutada. Nuestro pueblo desconfía hasta de los representantes de Dios”.

“El daño ha sido tan grande que, a pesar de nuestra larga trayectoria de lucha, hoy se nos hace difícil ponernos de acuerdo para reclamar la asignación de los recursos que nos corresponden por la explotación minera (5% de los beneficios netos de la empresa según la Ley de Medio Ambiente)”, lamentaron.

Los cotuisanos aseguran que el Gobierno se puso de acuerdo con la minera “para quedarse con más de RD$3,226 millones que por ley corresponden a Sánchez Ramírez para ser invertidos en proyectos de desarrollo (creación de empleos, apoyo de la agropecuaria, un centro universitario de la UASD, atención de salud, entre otros)”.

Barrick Gold Corporation es la multinacional minera dedicada a la extracción de oro más grande del mundo, con sede en la ciudad canadiense de Toronto. Tiene más de 23 minas operativas en Estados Unidos, Canadá, Australia, Argentina, Chile, Papúa Nueva Guinea, República Dominicana y Zambia.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.