Header Ads


Denuncian planta de tratamiento podría resultar una “bomba de tiempo” en distrito Doña Emma Balaguer de Vallejo

AZUA, República Dominicana.- El actual Director de la Junta Municipal Doña Emma Balaguer de Vallejo (finca 6), Bienvenido Jesús Pérez,  y los comunitarios de este distrito no logran todavía ponerse de acuerdo con el ingeniero responsable de la construcción de un sistema sanitario frente al destacamento policial. La obra es parte  de la construcción de un residencial de nombre Don Marcelo.

Para los moradores de este distrito municipal, la elaboración de una planta de tratamiento en este espacio residencial no representa peligro por ahora, pero cuando se venza la vida útil de dicha planta, entonces el responsable de su ejecución entenderá que esta se convertirá en una “bomba” de contaminación para el lugar. Manifestado que es cierto que se requiere de este tipo de obra, pero que se haga distante de la comunidad. 

Se precisó además que cuando esta planta de tratamiento llegue a colapsar, afectaría grandemente a este distrito, especialmente a la agricultura, ya que la mayor parte de sus habitantes viven de la producción y cultivo de guineo orgánico.

Agregan los residentes que para nadie es un secreto que llegará el momento en que las heces fecales circularán por todo el distrito como si fueran corrientes de agua y que todo da a entender que al ingeniero responsable de dicha obra le importa poco proseguir en su equivocado propósito, por la razón de que no pertenece a este pueblo, y que después de armar su “problema” irse, o como se dice en buen dominicano, “espantar la mula”.

Tanto el Director de la Junta Municipal como el conglomerado de este distrito aseguran que sus recomendaciones en torno a esta construcción son acertadas y bien intencionadas, aunque lamentan que el ingeniero a cargo de la obra haya dado la espalda a sus consejos.

Dijeron que notificaron al ingeniero sobre la paralización de los trabajos de la obra mediante un papel notarial, y sin embargo continúa en su propósito, a pesar de que el documento fue remitido al ministerio de Medio Ambiente, además Explicaron que en la edificación del residencial, el cual constará de 500 apartamentos, la mayoría de los trabajadores son de origen haitiano y que los mismos no portan ni siquiera un certificado de bautismo, lo que empeora aún más la situación.

Por Marcos Lorenzo

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.