Opinión; Envidia, Odio y Rencor

Por Gilberto Mateo

Cuando una persona cuenta con estas tres condiciones se convierte en un elemento repudiado, insoportable, consigue mal querencia de todos y es un buen candidato al despreciable rango de resentido Social.

Esta reflexión la hacemos de manera que muchas personas cuentan con estas condiciones, muchas veces sin darnos cuenta la tenemos, quien suscribe puede ser que tenga alguna de estas condiciones sin ni siquiera darme cuenta que la perdido o la demuestro; pero bien la idea es tratar de que si tenemos estas tres condiciones, pues podamos ver de qué manera la superamos.

Nos hacemos daños y le hacemos daño a innumerables personas cuando somos dotados de Odio, es que el odio daña el alma, afecta nuestras vidas, es como un cáncer que poco a poco nos va destruyendo.

Pero que decir de la envidia, uff, admirar lo que el otro puede conseguir es una pérdida de tiempo extraordinaria, cuando nos enfocamos a mirar lo que nuestros iguales pueden ostentar, nosotros dejamos de avanzar y eso permite que mientras usted envidia a su prójimo, este sigue avanzando de manera vertiginosa y firme, no se debe tener envidia por nada ni a nadie, haga su esfuerzo que en algún momento podrás lograr metas, conseguir mejores condiciones pero en base al trabajo, la perseverancia, la disciplina y una serie de factores que hay que tener muy en cuenta en ese sentido.

El Rencor es muy fatal, en nuestros corazones no debemos albergar rencor, no es poner la mejilla izquierda para que se repita la bofetada que ya recibió la derecha, nada de eso, es que quien no te considera, quien te maltrata lo hace porque tienen un vacío. Si lo tenemos rencor a quien nos quiere dañar nos igualamos y nos convertimos en un miembro más de los rencorosos existentes.

He querido hacer esta humilde reflexión en vista de que los corazones nuestros entiendo que deben permanecer sanos, sin odio, rencor y mucho menos envidia. Puede ser que mis aspiraciones sean muy grandes, pero soy de lo que entiende que cuando tengamos un mundo con menos factores como los que anteriormente estamos planteando, indudablemente que nuestro mundo será distinto.

Cuando veamos personas revestidos de estos factores, pueden subir al firmamento y su caída siempre estará pendiente de llegar y cuando más alto estés, ahí se va a producir y por esa misma altura lograda, igual de contundente será el golpe que recibirá.

El amor es la fuente primordial para que saquemos de nuestros corazones todo rencor, todo odio, toda envidia.

Gracias por leer mi humilde reflexión.
Compartir Google Plus

Acerca de Ruben Reyes

Esta es una breve descripción en el bloque del autor sobre el autor. Puede editarlo introduciendo texto en el campo "Información biográfica" en el panel de administración del usuario.
    Comentarios de Blogger
    Comentarios de Facebook

0 comentarios :

Publicar un comentario